ALBERT EINSTEIN fue un físico alemán y uno de los científicos más importantes de la historia. Siempre fue considerado un gran maestro y persona, pero hubo también barreras.

De pequeño demostró muchas dificultades para expresarse. Siempre fue una persona muy metódica, no gustaba exhibir su vida o proyectos y muchos incluso lo menospreciaron alegando su fracaso en el futuro. Lo cierto es que llegó muy lejos. Su potencial fue explotado en su máxima expresión demostrando, por un lado, inteligencia, y por el otro, creatividad, pero sin duda también otros dos componentes que gracias a la música colaboraron en su desarrollo: perseverancia y paciencia. Siempre estuvo mentalmente alerta. Desde entonces se ha considerado como el científico y genio más famoso. Su esfuerzo lo situó entre las figuras más eminentes aunque tardara en ganarse la credibilidad de las personas.

Reflexiona:
Albert Einstein no fue solamente un gran científico, sino también un maestro que nos comparte mucha sabiduría para la vida. Él nos invita a romper las barreras convencionales y disfrutar dejando vía libre a la creatividad sin apagar la inteligencia. Nos muestra el poder de las ideas, de explorar en ellas, de descubrirlas, sin temor al rechazo, sin temor al error. Desafiando las oportunidades, abriendo caminos en lugares inexplorados.

Una pregunta clave:
¿Has visto limitada tu creatividad? ¿Por qué?