Aslan es un personaje fantástico de la obra majestuosa “Las Crónicas de Narnia” de C.S. Lewis. Es símbolo de fuerza, conocimiento, entendimiento y amor. Él siempre aparece. Está lleno de sabiduría para proveerles a los más débiles. Al mismo tiempo es compasivo ante las personas. Es un padre que guía y escucha, pero sin duda su autoridad es mágica. En palabras simples: Aslan es el guardián de la creación. Su simple presencia brinda estabilidad en un mundo complejo, lleno de afán, trabajo, oscuridad. La existencia de Aslan mantiene vivo el mundo y da VIDA a la ciudad.

Reflexiona: El liderazgo de Aslan está lleno de enseñanza profunda. Deja a sus protegidos a que se defiendan solos y a que crezcan. Solamente llega en los momentos más críticos cuando ya no hay ninguna otra esperanza. Su rugido es imponente, acentúa su presencia.
Consuela y motiva, pero también regaña y critica. Con amor y humor sus palabras gentilmente dirigen a sus elegidos en la camino correcto. También enfatiza mucho que cada situación es diferente y que las cosas nunca suceden igual. No hay en efecto un manual que permita prepararnos para todos los acontecimientos de la vida.

Una pregunta clave: ¿Te da miedo el rugir del león? ¿Por qué?